SI TIENE SOSPECHAS DE INFIDELIDAD CONSULTE CON PROFESIONALES

 

Investigar una infidelidad es un asunto muy serio y debe ser llevado a cabo por expertos. En un instante especial es muy simple caer en la comisión de delitos contra la privacidad usted mismo o contratar algún “pirata” que delinca con usted sin tener ni la menor iniciativa de los parámetros de la legislación de hoy.

 

Solo un detective privado profesional conoce qué y cómo investigar para conseguir resultados sin trasgredir ninguna ley. No se mienta, aunque sea algo muy privado y que no le agrade comentar, es un tema especial que precisa de asistencia técnica.

 

Según expertos, claves para confirmar sospechas de infidelidad.

“La mayoría de  las situaciones que nos llega en nuestra agencia son de usuarios que sospechan de una infidelidad. Es algo que sucede cada vez con más continuidad y que inclusive aumenta la carga de nuestra actividad. Uno llegó a conocer de todo”, detalló uno de los causantes de una agencia de Detectives Privados.

SI TIENE SOSPECHAS DE INFIDELIDAD CONSULTE CON PROFESIONALES

SI TIENE SOSPECHAS DE INFIDELIDAD CONSULTE CON PROFESIONALES

No tiene los mismos hábitos:

En el momento de determinar el perfil de los potenciales casos de infidelidad, el detective privado lo tiene claro: “Los cambios inesperados de hábitos representan la alarma más clara que puede llevar a cabo sonar un infiel”. Cuando el accionar o algunas prácticas se alteran de golpe y se mantienen en el transcurso de un lapso, puede ser primordial que un integrante de la pareja afine el foco sobre las ocupaciones de su compañero y la seguridad de su vínculo.

De esta forma, este detective elaboró cinco elementos importantes que tienen la posibilidad de ser determinantes para delatar el accionar de un infiel en la pareja:

Como maneja su teléfono: Es sustancial tener presente cuál es el accionar recurrente de cada integrante de la pareja con su móvil dentro de la vivienda. Aquel que se regresa un obsesivo del electrónico, que lo transporta consigo hasta cuándo debe ir al baño y que le prohíbe a su pareja inclusive tocarlo para acomodarlo en algún lugar de la vivienda, puede ser objeto de sospecha. “La clave está en saber si esa persona fue siempre de esta forma de obsesiva con su teléfono. El que no posee nada que ocultar, transporta el asunto de una forma muchísimo más distendida”.

La ropa íntima: La selección del vestuario para enfrentar el día además puede reflejar un signo de sospecha de una relación paralela. Una aceptable estrategia para todos los que desconfían es investigar qué tipo de ropa interior utiliza la pareja en todos los días de la semana. “Si uno ve que su pareja se pone lencería fina súper caliente todos los jueves, puede ser una clara señal de alarma. Cuando se muestran las inquietudes, hay que estar atento a todos los datos”, mostró el detective.

Las horas de compromisos: Dentro del marco de los cambios de hábitos, es requisito prestar atención a los horarios de la pareja. Cuando empiezan a mostrarse de golpe incontables reuniones laborales a más reciente hora, cuando se altera completamente un calendario que aparentaba estático a lo largo de los meses anteriores, es instante de posibilitarse la duda. “Las reuniones laborales es, probablemente, la explicación más repetida por los infieles. Si un individuo no acostumbra a tenerlas y súbitamente llena su semana de ellas, es al menos sospechoso”, aseguró el detective.

La parte económica: “El verdadero infiel jamás tiene tiempo ni tiene un peso”, afirmó el detective privado. Para esos que se mantienen al día con las cuentas de la pareja, es sustancial tener en cuenta cuando empiezan a haber costos repetidos y abundantes por parte del otro. “Con el dinero es más difícil porque tampoco uno puede estar controlando los números del otro, no corresponde. Pero sí es verdad que varios infieles empiezan a derrumbar su mentira cuando la plata comienza a escasear y no tienen cómo justificarlo”. El pago de un hotel transitorio a lo largo de por lo menos tres días por semana puede perjudicar y bastante al bolsillo de un ciudadano medio.

Nuevas actividades: Del mismo modo que las reuniones de trabajo, un punto a tomar en cuenta es la aparición de ocupaciones posteriores a la oficina. Clases de yoga, pilates, gimnasio, piano, baile tienen la posibilidad de representar la explicación habitual de un infiel en el momento de ocultar su relación con otro. “Una buena opción puede resultar intentar acompañar al otro a una clase de esa actividad que crea tantas inquietudes. Además hay que entender investigar el accionar de la pareja frente esa proposición”.